Mujeres tipógrafos

04.02.2018

Las primeras mujeres que practicaron la tipografía fueron unas religiosas que componían los textos escritos por monjes instalados en Bagno y Ripolís, en la provincia italiana de Florencia, en el año 1471.

Años más tarde (1477), otra mujer, también religiosa, llamada Sor María de la Casa, compuso la obra El Morgante, de Luis Pucci, en compañía de Raimundo de Capna, fray Domingo Pistojese y fray Pedro Pisano, en el monasterio de Santiago, de Ripolís (Florencia) cuyos monjes habían compuesto e impreso la Vida de Santa Catalina de Sena.

Pocoa años más tarde el impresor Delfutto instaló en París la "Imprimerie des Femmes"  taller de imprenta que no empleaba más que personal femenino.