La imprenta que hizo la 1ª edición del Quijote

24.02.2018

En el año 1604 existían en Madrid cuatro imprentas, entre ellas la de María Rodríguez, más conocida por imprenta de Juan de la Cuesta, que en ella tenía mayor categoría que la de un director de trabajos, ya que firmaba contratos con autores, libreros y proveedores de material, y ponía su nombre en las portadas de los libros. Estuvo instalada en la calle de Atocha. Más tarde se trasladó a la calle de San Eugenio. En el primer edificio se estampó la primera parte del Quijote, en 1604, y en el otro la segunda, en 1615, y en ambos casi todas la sobras de Cervantes.

Juan de la Cuesta era dueño, en Segovia, de una modestísima imprenta, y al llegar a Madrid se hizo cargo de la casa de María Rodríguez en noviembre de 1599, permaneciendo en la misma hasta agosto de 1620.

Esta imprenta la componían seis prensas, treinta y seis cajas, veinticutro chibaletes, nueve bancos de comporner, cuatro divisorios para colocar el original, once galeras, once galerones, cinco ramas pequeñas, dos ramas grandes, una caja para hacer negro de humo, una saca para recogerle, grúa para cargar el papel, y tablas, piedras, mesas y demás aparejos necesarios para trabajar, guardar el material, limpiar formas, hacer lejía y tinta, y mojar papel.

En la composición del Quijote se empeleó la lectura redonda para el texto y la cursiva para los epígrafes de los capítulos, que equivale al actual cuerpo 12. Las capitulares eran de palestina, cuerpo 24, y los folios de texto cuerpo 16.